Dolores emocionales y sus equivalentes físicos

Saludos, Queridos Lectores

 

Estuve un tiempo ausente de esta plataforma por muchísimas razones, razones que me han dejado como  secuela  la motivación para  volver, para compartir, tal vez drenar y en mis más perfectos sueños, poder ayudar a alguien a través de mi historia.

Hoy no voy a hablar  en detalle de mi situación particular, me enfocaré en cómo estas situaciones emocionales que a veces atravesamos pueden afectarnos físicamente. En mi caso, siento que muchas veces no me logro escapar ni siquiera de una situación difícil, de hecho, hay momentos donde he llegado a pensar que todo lo malo me pasa solo a mi y al no saber lidiar con eso,  mi cuerpo se resiente al igual que mi mente.

Desde hace un par de años, soy creyente del poder que tiene la mente y de como estos procesos mentales, al no ser manejados apropiadamente, suelen tener un impacto en nuestro cuerpo. Considero que es una respuesta maravillosa donde el mismo cuerpo te dice qué está pasando dentro para que puedas identificarlo mejor, pero como yo no soy experta en el tema sino mas bien una espectadora activa de la situación, les contaré cómo podría reaccionar tu cuerpo ante las emociones, específicamente ante el dolor emocional.


 

 El estrés y la angustia puede generarte dolor de espalda

hombre con dolor de espalda
Fuente

Me refiero al tipo de estrés que esta muy por encima del nivel normal, ese que te lleva a otras emociones como la angustia, la rabia o la desesperación.  He atravesado muchas veces este camino desagradable y admito que muchas oportunidades no he sabido manejarlo, es justo en esos momentos cuando tu cuerpo empieza a tensarse. Específicamente el estrés ataca la zona de la espalda, algo que me parece curioso porque es con esta parte de nuestro cuerpo que podemos llevar cierto peso de un lado a otro. Podríamos decir que la situación supera el limite que podemos cargar. Este dolor puede llegar a convertirse en crónico si mantenemos las mismas dinámicas y no hacemos nada por nuestra salud emocional, desde llamar a un amigo para hacer catarsis hasta aprender a delegar tareas, a pedir ayuda, todas estas cosas ayudaran a que ese dolor vaya cediendo.

 


 

Tener mil pensamientos a la vez da dolor de cabeza

mujer con dolor de cabeza
Fuente

Esas veces cuando nuestra cabeza pareciera no parar y se agrupan todos los pensamientos en ese lugar, uno detrás de otro. La imagen sensorial que me viene a la mente es como si tal aglomeramiento se traduce en una lenta circulación que hiciese sentir como si las venas ya no tienen mas capacidad y ¡necesitan drenar! Ese dolor es una invitación VIP a empezar a desechar esos pensamientos que resultan tóxicos, tal cual como si fuese un artículo en tu hogar que no sirve para nada y estorba, no necesita ir a otro lugar más que a la basura,  Así mismo debe pasar con tus pensamientos.


 

La preocupación puede reflejarse en dolor cervical


Fuente 

Ya sea preocupación por el momento presente o tu futuro, por tu propia vida o la de tus familiares, esta dolencia que generalmente es una contractura muscular, personalmente la siento como un rompecabezas que no encaja entre las expectativas y la realidad, es como que ese choque entre cosas opuestas se convierte en un nudo difícil de quitar. Tal cual como nuestro sabio cuerpo de la noche a la mañana nos hace tener estas contracturas como puntos de gatillo, realmente difíciles de disolver.

Siento que el camino para evadir este terrible dolor emocional, es aprender a soltar esas cosas que no puedes controlar e intentar no presionarte ni mucho menos condenarte si algo no marcha de la manera en que esperabas. El ritmo natural de la vida está lleno de cambios, no solo el proceso biológico lo hace evidente sino cada situación que vivimos nos hace notarlo. Aceptar la naturalidad de los cambios, del tiempo de los procesos e incluso aceptar que podríamos estar teniendo una resistencia que nos impida estar donde queremos, va a hacer que descanses y evites esas contracturas.


 

Dolor de estómago causado por nuestra dificultad para digerir información.

Fuente

Ya sea que estés molesto, o te niegues a aceptar algo que ocurre en tu entorno o en ti, de la misma manera que te cierras por terquedad se va a cerrar tu estomago,  haciendo tu digestión natural  mas lenta y pesada. Esta última la he tenido que experimentar muchas veces por distintos motivos, el no saber como lidiar con una información que me afecta, el no querer aceptar algo etc. son los que me han llevado a estos dolores de estomago netamente emocionales. Es un largo camino de aprender que no todo debe ser blanco o negro, todo o nada, aprender que nuestro punto de vista es solo eso, un punto de vista más e igual de importante que el de los demás. Este es el más fácil de evadir, porque podemos echarle la culpa a lo que hayamos ingerido pero yo que te lo digo, es la emoción que hace que tu sistema se ralentice, no la comida per se.

Claro está que esta tampoco es una verdad absoluta y que en ocasiones hay alimentos que por si generan las mismas reacciones en el cuerpo sin tratarse de una reacción emocional, pero en este caso solo nos referimos a cuando si es producido por una emoción.


 

Espero que les haya gustado este post y se convierta pues en un empujoncito para poder revisarnos y ver qué está pasando con nosotros, qué estamos viviendo y de qué manera estamos decidiendo vivirlo.

Gracias una vez mas por acompañarme en mi blog, quien ha sido un objeto de experimento y me he permitido ir más allá de mi rasgo musical. Espero que puedan disfrutarlo y seguir encontrándonos aquí en una próxima entrega.

Deja un comentario